El franquiciado de TAPA Y CAÑA cuenta con más una década de experiencia y ha escogido este modelo de negocio por su «tranquilidad y para dar la mejor calidad a los clientes»

Ubicado en Córdoba, el franquiciado de TAPA Y CAÑA, asegura estar muy satisfecho con los resultados de formar parte de la franquicia de restauración. «Sobre todo destaco el trato amable y la capacidad para resolver problemas», afirma.

¿Por qué decidió unirse a una franquicia de restauración?

Por mi experiencia de 12 años en el sector y la tranquilidad, apoyo y a través de la franquicia poder dar la mejor calidad a mis clientes al mejor precio para ellos .

¿Por qué eligió  TAPA Y CAÑA para franquiciarse?

En principio su bajo coste para ingresar en la franquicia, y el modelo de negocio diferente de TAPA Y CAÑA. Tengo el bar en CÓRDOBA y estoy muy contento con el resultado.  

¿Cómo es el trabajo con TAPA Y CAÑA, antes y después de haber firmado con ellos?

La verdad es que estoy muy contento con el trato tan amable que me dan y la gran rapidez para solventar los problemas que pudieran surgir. 

¿Qué ventajas tiene ser franquiciado de TAPA Y CAÑA?

Podría enumerar muchas ventajas, pero lo resumo en tres: calidad, bajos precios de compra y asesoramiento de la Central.

Si volviera a empezar, ¿abriría una franquicia o un restaurante independiente?

Sin duda alguna lo haría a través de la franquicia TAPA Y CAÑA.